El mexicano Ángel Gurría, quien dirige la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE), solicitó a México poner en marcha un impuesto sobre herencias y recomendó aumentar los impuestos ya existentes sobre la propiedad inmobiliaria y sobre actividades perjudiciales para el medio ambiente.

Lo anterior es porque, de acuerdo con la OCDE, la recaudación mexicana sigue siendo “insuficiente” para financiar las necesidades de gasto público social, así como las infraestructuras.

“México tiene que aumentar la recaudación tributaria: necesita obtener recursos para financiar un mayor paquete de servicios para la población”, señala el director de estudios de política económica de la OCDE.
 Solo esperemos que a Gurría no se le olvide lo que puso en Twitter cuando inició el Foro OCDE en México: "México tiene un potencial enorme; es un caudal de esfuerzo, talento y entusiasmo que hay que transformar en productividad, competitividad y bienestar social.

Y que tampoco se le pase que en México el salario mínimo está en 88.36 pesos por día (12 veces menos que en Estados Unidos) y que, de acuerdo con Aristegui Noticias,  en la primer semana de marzo, el kilo de huevo se vendió hasta en 85 pesos; por otro lado el precio de la gasolina ronda los 18 pesos.

Sin embargo, con las campañas electorales a la vuelta de la esquina, seguramente el hecho de mencionar el tema sería como tirarse a un barranco por lo que ningún candidato para las elecciones presidenciales de julio ha propuesto, hasta la fecha, subir o crear nuevos impuestos.

Con información de regeneración.mx

¿Y tú qué opinas?