Nadie sabe cual es su propósito en la vida hasta que le llega el momento, y tal parece que estos cinco políticos descubrieron su vocación para gobernar o legislar luego de incursionar en cosas que nada tienen que ver con la política. ¿Será que descubrieron su propósito en la vida o lo que descubrieron es los sueldos que hay en el mundo político de México?

1. Paty Azcargorta. Antes de ser candidata a la alcaldía de Caborca, Sonora, por el partido Movimiento Ciudadano, modelaba en revistas, incluso, gracias a sus atractivas curvas, saltó a la fama siendo confundida con una modelo brasileña, lo que provocó que se le apodara #LadyMovimientoNaranja


2. Sergio Mayer Bretón, conocido actor, cantante y bailarín, luego de 20 años de carrera en el medio del espectáculo y después de ser director del show "Solo para mujeres", es ahora candidato a diputado federal por el distrito 6 de la CDMX.

3. Cuauhtémoc Blanco. Sin duda unos de los mejores futbolistas en la historia del balón pie nacional, luego de 23 años de carrera futbolística, en el año 2015, decide incursionar en la política al ganar la alcaldía de Cuernavaca, Morelos, al frente del Partido Social Demócrata.




4. Eduardo Capetillo se ha desempeñado como actor y cantante, miembro de la mítica banda Timbiriche, decidió que sería buena idea gobernar el municipio de Ocoyoacac, Estado de México, por el PRI.


5. Susana Harp, cantante de música tradicional mexicana, esta mujer originaria de Oaxaca, es egresada de la licenciatura en Psicología y obtuvo la Maestría en Programación Neurolingüística, sin embargo, la vida le cambió en noviembre de 2017, cuando López Obrador la anunció como coordinadora estatal de Morena en Oaxaca y ahora postulación al Senado.


No cabe duda que como dice la canción "la vida te da sorpresas, sorpresas te da la vida", y claro ejemplo son estos políticos mexicanos que sin conocimientos en la materia, pretenden gobernar a la ciudadanía.

Pero estos fueron solo cinco ejemplos de la realidad de la política mexicana, pues caso hay de sobra, tal es el caso de Carmen Salina, los payasos "Lagrimita" y "Cepillín", María Elena Saldaña "La Güereja", Nay Salvatori, etcétera.


¿Y tú qué opinas?