Andrés Manuel López Obrador, candidato a la Presidencia por la coalición Juntos Haremos Historia, asistió a un debate con el periódico Milenio. En la mesa de debate estuvieron Carlos Marín, Azucena Uresti, Carlos Puig, Jesús Silva-Herzog, Héctor Aguilar Camín y Juan Pablo Becerra Acosta.

El moderador de este encuentro fue Carlos Marín, quien a través de diferentes altercados con el candidato tabasqueño, emitió una serie de juicios que incendiaron las redes sociales.

Entre las proposiciones que hubo, una de ellas fue contra el pueblo, afirmó que:
Las equivocaciones de los pueblos suelen ser pavorosas, está la elección democrática de Adolfo Hitler en el 33.

Después de la comparación con el movimiento nacionalista alemán, López Obrador respondió con toda la calma:

Se equivocan menos los ciudadanos, que los políticos.

Sin embargo, Marín insistió en el punto, recalcando que:

Deberías de ver a mis paisanos los huachicoleros o los saqueadores de tiendas cuando el gasolinazo (...) el pueblo asalta trenes en algunos lugares.

Por su parte, Andrés Manuel cerró esa argumentación:

El pueblo tiene un instinto certero, el pueblo es sabio, yo discrepo de ti en eso, la democracia es el poder del pueblo.

Posteriormente, López Obrador pone a la mesa el supuesto en donde si llamaran a Enrique Peña Nieto y le preguntaran ¿cuántos homicidios ocurrieron ayer en el país y en dónde? ‘quizás no sabría contestar’; ante esto Carlos Marín anunció:

Quizá no tenga por qué saberlo (...) como no puede saber el número de baches en las carreteras federales.

Al parecer fue el debate de las comparaciones halagadoras por parte de Marín, pues se permitió poner en el mismo nivel a personas fallecidas con baches. 



Finalmente, a menos de un minuto de terminar con el debate, Marín pregunta a AMLO si hay algo que le guste de lo que se ha hecho en los últimos años, o ‘¿todo está mal?’.

Por su parte, el tabasqueño respondió:

Lo mejor que se ha hecho en los últimos tiempos lo ha hecho la gente, lo ha hecho la sociedad, por ejemplo tenemos más conciencia ecológica, y eso tiene que ver con la gente.

Interrumpiendo el discurso, Marín rescató la atención de medicina robótica en las instituciones de salud públicas, y cuestionó si eso no es razón suficiente para sentir alegría. López Obrador respondió:

Pues yo no sé, a lo mejor en los hospitales de tercer nivel o de especialidades, porque por donde yo ando, ni siquiera hay medicinas.

Nuevamente Marín interrumpió para defender el sistema de salud mexicano afirmando que tenemos:

Un sistema de salud público envidiable en el mundo.

AMLO recalcó la situación en la que se encuentran los mexicanos en el país, pues la mitad de los ciudadanos no tienen seguridad médica:

No tienen un sistema de salud público que les garantice curarse; hay problemas muy graves en el país.

Como cereza a sus aseveraciones, Marín respondió:

Entonces todo está mal ¡pues suicidemonos!

Finalmente Andrés Manuel cerró los altercados respondiendo:

No, no, no, busquemos la salida, transformemos al país, busquemos un cambio verdadero, que se acabe la simulación, que se acabe la corrupción.

¿Y tú qué opinas?