A medio año de que la Ciudad de México fuera azotada por un terremoto de magnitud  7.1, el cual causó destrozos en varias delegaciones de la ciudad, cobró la vida cientos de personas, dejó inservibles más de 500 inmuebles y dejó sin hogar a cientos de familias, damnificados se congregaron para exigir respuestas por parte de las autoridades.

A las 13:14 horas de este lunes damnificados y ciudadanos alzaron sus puños y recordaron a los cientos de personas que perdieron la vida en el temblor. De igual forma, los afectados aprovecharon para denunciar la corrupción de la que son víctimas, pues a seis meses del desastre, desconocen dónde quedó todo el dinero donado para la reconstrucción de la CDMX.

De acuerdo con Guruchuirer, Julieta Gutiérrez Barreto vivía en colonia Del Mar en la delegación Tláhuac y tuvo daños severos en su vivienda. Julieta señala que recibió dos tarjetas de Bansefi, entre las dos sumaban 120 mil pesos de los cuales solo uso cerca de 30 mil; Julieta denuncia que en Bansefi no le supieron dar respuesta y solo "le daban largas", diciendo que después se le realizaría el deposito correspondiente, un deposito que hasta la fecha no ha llegado.

Julieta Gutiérrez es una de cientos de damnificados que denuncia impunidad y exige respuestas, pues reclaman que se ha usado la tragedia humanitaria para el desvío de fondos con fines electorales.

Muchas son las dudas que los vecinos de Tlalpan, Coyoacán, Cuauhtémoc, Xochimilco, Tláhuac y Benito Juárez tienen, y tal cómo lo dijo Sócrates, ellos solo saben que no saben nada, pues hasta hoy, se desconoce el paradero de las decenas de miles de millones de pesos para la reconstrucción así como de los millones de donativos nacionales e internacionales que se obtuvieron tras el sismo.

Hartos de la situación que viven dijeron que es vergonzoso que a seis meses de la tragedia tengan que salir y tomar las calles para poder ser escuchados.

Con información de Guruchuirer

¿Y tú qué opinas?